jueves 18 de abril de 2019
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 28-02-2019 11:32

Cuindom: escuchar, acompañar y respetar

.

Como muchas empresas que ofrecen soluciones, Cuindom nació por una necesidad personal. “En el año 2011 a mi papá le diagnostican cáncer de páncreas. Siendo una persona joven de 60 años con toda la ilusión de su retiro por jubilación luego de tantos años trabajando, lo sorprende esta enfermedad".

"En ese momento empiezo a vivir en primera persona, como familiar, la desinformación, la preocupación, la ansiedad que me provocaba pensar que mi papá no quería morir internado pero que para que pudiera estar en mi casa no teníamos el sostén suficiente para poder afrontarlo psíquica y físicamente. En ese momento, decido cambiar mi especialidad y formarme en Cuidados Paliativos".

"Tuve la bendición de ser Médica formada en Terapia Intensiva, por lo que la mayoría de las dificultades físicas que se iban sucediendo las podía sortear, ya que consultaba en Capital con un equipo de paliativos del Hospital Italiano de Buenos Aires, donde mi papá había sido intervenido quirúrgicamente, y me guiaban para el manejo". 

"Mi papa finalmente murió en mi casa rodeado de sus seres queridos tomándolo de la mano, sin dolor. Y mi desgaste psíquico fue superado con años de terapia”, dice la Dra. Verónica Castroman, coordinadora de equipos médicos y asistenciales de Cuindom, un equipo de soporte oncológico y de enfermedades progresivas en domicilio.

¿Inmediatamente después de esa experiencia familiar es que inicia la empresa?

Sí, ese fue el momento en el que decidí iniciar este camino. En ese momento IOMA lanzó un programa piloto que se llama Cuidarte, y nuestro equipo comenzó con la atención de pacientes en domicilio. Al día de hoy, han pasado por nuestros equipos 523 familias, con un alto porcentaje -mayor al 60%- de final de vida en 
domicilio.

Esta situación es conversada con los familiares o los propios pacientes, que están al tanto de pronóstico, y eligen esa alternativa. Para que esto suceda, el equipo interdisciplinario da el apoyo y la información a la familia para que pueda acompañar y sostener en esta instancia. Como expresa la Dra. Cicely Saunder, pionera en los cuidados paliativos: ”El que no se pueda hacer nada para detener la extensión de una enfermedad, no significa que no haya nada para hacer”.

¿Qué características tienen los equipos de atención?

Nuestros equipos son interdisciplinarios. Los profesionales que, como staff fijo, lo conforman son asistentes sociales, enfermeros, médicos, psicooncólogos, kinesiólogos y terapistas ocupacionales. Luego, en el caso de necesitar nutricionista, fonoaudiólogos u otro profesional para interconsulta o para realizar alguna terapéutica invasiva, el equipo cuenta con ese recurso.

La idea es sostener todas las intercurrencias, como pueden ser los efectos secundarios de las terapéuticas de quimioterapia o radioterapia, en el domicilio del paciente. Se realiza desde un plan de hidratación o aplicaciones intravenosas, hasta curaciones, drenajes y otras intercurrencias que puedan aparecer en el transcurso de la enfermedad.

El resultado buscado es conservar la calidad de vida del paciente, mantenerlo sin dolor físico y trabajar sobre el sufrimiento psicológico. El médico del equipo en el caso necesario tiene comunicación directa con cada oncólogo de cabecera para consultar o alinear en diferentes terapéuticas.

¿Cuáles son las ventajas de este tipo de atención?

Sin que unas estén sobre otras, las ventajas observadas son la autonomía del paciente y su familia en cuanto a descanso, actividades, comida y visitas; los pacientes no se exponen al contacto permanente e intrusivo de diversos agentes de salud a toda hora y evita el contacto con el sufrimiento de otros enfermos.  

Están menos expuestos a recibir diversos procedimientos diagnósticos o terapéuticos que en esta etapa suelen ser fútiles en su mayoría, como por ejemplo terapia intensiva, nutrición parenteral, o ver su estado complicado por infecciones intrahospitalarias, confusión o depresión; la familia puede ir adaptándose y anticipándose a lo que vendrá.

También facilita la comunicación con el equipo de salud a través del contacto íntimo, acortando las distancias y permitiendo aclarar dudas y temores que produce su enfermedad; facilita el cuidado del paciente y evita el desplazamiento de los familiares al hospital para realizar consultas médicas, análisis de laboratorio, etc., con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero; la familia tiene la oportunidad de tener un rol activo en los cuidados, acompañado permanentemente por el equipo de salud.

Lo cual disminuye el riesgo posterior de duelo patológico; y, muy importante, morir en casa, cuidados, con buen control de los síntomas, enseña al grupo familiar a tomar a la muerte como un proceso natural y no como una etapa inusual de la vida. La muerte sigue siendo un tema tabú. Muchas veces no hablar de ello en estado de salud impide crear los recursos que serán necesarios para afrontarla cuando suceda.

Porque, sin duda, es algo que nos va a suceder a todos. Muchas veces el hablar sobre ello permite darle un sentido diferente a la vida. El problema no es la muerte, sino la indiferencia con la que transitamos hacia ella.

El acompañar sin invadir y respetando los deseos del paciente es una tarea diaria del equipo. Por supuesto que ingresar en uno de los momentos mas difíciles por los que pasa una persona o una familia trae aparejado, enojos, insatisfacciones, incertidumbre, miedo, todo ese combo de emociones son con los que se trabaja frecuentemente.

El equipo de profesionales no solo se forma en la parte técnica que le compete a cada especialidad sino que constantemente se están haciendo ateneos formativos en comunicación y contención para poder de esa manera lidiar con el dolor de otro sin sufrir el estress que genera dicha atención o acompañamiento. La mayoría formamos una relación muy cercana con las familias y debemos trabajar en nosotros para poder seguir en ´pie para el siguiente paciente, por eso también muchas veces se consulta a un profesional externo que contenga a los profesionales en estas circunstancias.

En nuestra experiencia hemos tenido muchos quiebres de profesionales ante pacientes que han acompañado por mas de un año y han creado un lazo con sentimientos que se deben poder gestionar para no perderse en el camino. Esta temática de atención tiene numerosas ventajas ya que disminuyen los duelos patológicos, se evita a disminuye el dolor físico como primer síntoma principal a tratar para conservar la calidad de vida del paciente.

Como expresa Cicely Saunder: ” El que no se pueda hacer nada para detener la extensión de una enfermedad, no significa que no haya nada para hacer...” La Organización Mundial de la Salud ( OMS) redefine el concepto de Cuidados Paliativos y los considera como, un modelo asistencial que mejora la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente letales, y la de sus familias.

Se basa en la prevención y el control del sufrimiento con identificación precoz y evaluación y tratamiento adecuados del dolor y otros problemas físicos, psico-sociales y existenciales Por lo cual, los Cuidados Paliativos vienen a ofrecer una visión más amplia al abordaje terapéutico, como parte de un cambio en el paradigma de la atención de la salud, hacia un modelo que incluye no sólo el componente curativo sino el alivio del sufrimiento como objetivos primordiales.

Se sostiene según la definición dada por la OMS que sus conceptos son aplicables desde etapas precoces de la evolución de una enfermedad cuando aún se recibe tratamiento con intención curativa, si es que esta se manifiesta con un alto nivel de sufrimiento psico-físico La comunicación es una herramienta terapéutica esencial que da acceso al principio de autonomía, al consentimiento informado, a la confianza mútua, a la seguridad y a la información que el enfermo necesita para ser ayudado y ayudarse a sí mismo.

También permite la imprescindible coordinación entre el equipo cuidador, la familia y el paciente. Una buena comunicación en el equipo sanitario reduce ostensiblemente el estrés generado en la actividad diaria. Una familia con accesibilidad fácil a la información de lo que está sucediendo es más eficaz con el enfermo y se siente mas segura.

La OMS, destaca como objetivos de los Cuidados Paliativos: • Reafirmar la importancia de la vida, aún en la etapa avanzada de enfermedad • Proporcionar alivio del dolor y otros síntomas angustiantes. • Integrar los aspectos físicos, psicológicos, sociales y espirituales. • Facilitar que el enfermo lleve una vida tan activa como sea posible. • Ofrecer un sistema de apoyo a la familia para ayudarla a afrontar la enfermedad del ser querido y sobrellevar el duelo.

El duelo no solo implica que alguien muere, sino que pasar de un estado de salud a un estado de enfermedad significa duelar algo que ya no esta y eso también requiere un acompañamiento para ofrecer los recursos que propicien la evolución funcional de las etapas por las que pasan en estas circunstancias.

Es importante que todos sepamos que este tipo de atención es un derecho de todos los pacientes. Nosotros trabajamos en la Plata y alrededores, Chascomus, zona Sur y a veces cubrimos prstaciones especificas pedidas por las pre pagas., en otros lugares de la Provincia. CUINDOM S.A es la empresa la dirección es 23 num 74 de La Plata los teléfonos 0221-4232098 /4830901 estamos en Instagram y Facebook.

Tambien trabajamos en un proyecto para docentes : abordaje de duelo colectivo en Instituciones Educativas., que prepara a los docentes para saber como sostener y contener a niños que han sufrido perdidas recientes de progenitores o hermanos y como se maneja el resto del alumnado en estas situaciones.

Para conocer más ingresá en www.cuindom.com.ar o en su perfil de Instagram.

Para contacto: Calle 23 N° 74. La Plata, Buenos Aires, Argentina. Tel.: (0221) 483-0901 / 423-2098. info@cuindom.com.ar.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios