jueves 18 de abril de 2019
caras
ACTUALIDAD | 11-03-2019 22:01

Daniel Vila y Pamela David, abren las puertas de su mansión campestre

La pareja compartió la intimidad de su hogar en las afueras de Mendoza, sobre la precordillera andina. Galería de fotos

Con la grata sensación del deber cumplido, Daniel Vila (65) se recuesta junto a su esposa, Pamela David (40), sobre el sillón del casco principal de su campo mendocino, “Puesto de San Isidro”. Por el amplio ventanal del living, se divisa el lago artificial que oficia de piscina y, más abajo, en un terreno emplazado literalmente en la precordillera, asoma la carpa en la que hace instantes más de 600 invitados se movieron al ritmo de Mariano Cantero, líder de Los Enanitos Verdes, banda ícono del rock cuyano. Como buen anfitrión, el presidente del Grupo América ofrece café, té o mate, y echa un leño al fuego del hogar. “Voy a decir lo que repito cada Vendimia: la solidaridad no es dar lo que nos sobra, sino que es dar lo que el otro necesita”, reflexiona el empresario como resumen de la 14° Vendimia Solidaria, el almuerzo que organiza Fundación Grupo América, forma parte de la agenda vendimial oficial y reúne con un fin benéfico a empresarios, políticos y figuras del espectáculo. Inseparable, su mujer y madre de Lola, su hija en común de siete años, es su gran apoyo. Sobre todo en estos últimos tiempos, en los que debió afrontar una larga recuperación de su cuarta cirugía de columna, en agosto del año pasado. Se lo ve bien y hasta se atreve a levantar un tronco para dar calor al living.
   Afuera llueve copiosamente desde primera hora y las nubes cubren el paisaje que, en días soleados, hipnotiza al visitante. Optimista, Vila lee el clima como señal de buen augurio. Es que a pesar de que hasta meditó la decisión de suspender esta Vendimia Solidaria por la crisis que vive el país, al final arriesgó por consejo de sus colaboradores y batió un nuevo récord de recaudación: $16.172.500.
   Es el evento que reúne más dinero en la Argentina, algo muy significativo para la actualidad. Los fondos se destinarán a contribuir con el desarrollo integral de niños, adolescentes y adultos de la provincia de Mendoza, a través de acciones que contemplen las necesidades de diversas instituciones. A lo largo de más de 10 años, se movilizaron más de 8 millones de dólares en insumos, dinero en efectivo y servicios, con más de 517 donantes que beneficiaron a 560 instituciones mendocinas de las áreas de salud, educación y deporte, y se alcanzaron más de 359 mil personas.
   Horas antes, sobre el escenario de la carpa principal, Vila agradeció el apoyo en tiempos difíciles: “Nosotros para esta Vendimia 2019, empezamos a trabajar en septiembre y les confieso que cuando la comisión que organiza la Vendimia Solidaria nos llamó para prepararla, tuve mis dudas respecto a si esta decimocuarta edición se hacía o no. La situación del país y de las empresas en particular, me hicieron dudar si esto iba a ser posible, porque todos vivmos la crisis. Y quienes integran la comisión me dijeron que la hiciéramos. Yo dude, pensé que por más que quisiéramos ser solidarios, me iba a costar —reflexionó Daniel—.  Y me he llevado una enorme sorpresa, porque pese a la difícil situación del país y las enormes dificultades que enfrentamos, no solamente hemos podido hacer esta fiesta cuyo objetivo, además de celebrar la vendimia, la vida y el amor, es recaudar fondos para aquellos que nos necesitan. Y tan grande ha sido la sorpresa que me llevé que esta vendimia solidaria 2019 ha batido todos los récords de recaudación. 16.171.500. No hay en el país otro evento solidario que tenga este monto de recaudación. Esto le va a servir a la gente, a muchísimas personas, con una casa, un tomógrafo, un playón deportivo, no se imaginan la emoción que es resolverle un problema a alguien. Nuevamente, gracias”, concluyó, ante el aplauso cerrado del público.
   Desde la mesa principal de forma rectangular que ocupó el centro del salón, lo aplaudieron sus hijos, Agustín, Noel, Barbarita, Luisita y Lola, las figuras de América TV con Pamela a la cabeza, Moria Casán, Mónica Gutiérrez, Mariano Iúdica, Luis Novaresio, Guillermo Andino y Luis Majul; así como políticos y empresarios de renombre:  Sergio y Malena Massa, Jorge Brito y Marcela Carballo, el vicepresidente de River, Jorge Brito Jr., y Gaby Vaca Guzmán con sus hijos, Alina, Emma y Napoleón, el presidente de River Plate, Rodolfo D´Onofrio, Miguel Angel Pichetto, Diego Bossio, Wado de Pedro, el precandidato presidencial, José Luis Espert, Juan Cruz Avila, el director de Relaciones Institucionales de Grupo América, Gabriel Hochbaum, y la gerenta de Programación de América, Liliana Parodi.  
   Como en cada edición, estuvieron presentes la flamante Reina Nacional de la Vendimia, María Laura Micames, y la Virreina, Luz Martina Mercol, quienes participarán de las acciones benéficas que se realizarán con lo recaudado.
   El encuentro fue conducido por Iúdica y Carolina Losada, y tuvo una serie de shows de folklore y, como espectáculo de cierre, la actuación de Cantero, líder de Los Enanitos Verdes. Uno de los momentos más emocionantes fue la bendición de la Virgen de la Carrodilla, una ceremonia tradicional que se realizar a cielo abierto pero que debió realizarse dentro del salón por la incesante lluvia.
   “Es mi primera vez en la Vendimia Solidaria. Estoy muy feliz por la invitación y de compartir con toda la gente de América. Es el canal donde siempre hice todo y empecé a ser yo persona y no artista”, dijo Moria, quien fiel a su estilo definió su momento actual como figura del canal: “Para mí siempre el presente es mi mejor momento. Quiere decir que estoy viva”.
   Por su parte, Parodi, infaltable en cada edición, graficó qué implica la Vendimia Solidaria en el marco de la celebración provincial: “Es el evento de mayor recaudación del país. Nosotros lo transmitimos por América TV hace muchos años y venimos todos los que podemos del canal a sumarnos a este encuentro que el doctor Vila y su equipo de Mendoza organizan, al igual que las obras de recaudación. Además, venimos a divertirnos, a comer y tomar ricos vinos. Me mudaría a Mendoza y tendría mi segunda casa acá. La conocí por trabajo pero cada vez que venimos con mi marido encontramos algo nuevo. Es un lugar en el mundo que vale la pena”. Persona de extrema confianza de Vila, se refirió a la importancia que tiene el encuentro para él: “Para Daniel es muy importante. Hace muchos años que pensó esta obra y le pone tanto empeño junto a su equipo mendocino que uno tiene la obligación moral de apoyarlo”. También se refirió al rol de Pamela como anfitriona: “Pamela es el pilar de Daniel, son el uno para el otro. Se complementan, es lo que se ve públicamente. Son unos anfitriones increíbles. Pamela se va adaptando a los tiempos y ella como conductora se mueve en distintas áreas, desde la nota social profunda al entretenimiento que nunca debe faltar en la televisión”.
   Novaresio, quien regresaba esa misma tarde a Buenos Aires para conducir su programa “Debo Decir”, explicó el particular valor de la Vendimia: “Es la expresión del laburo en serio. No es una fiesta de los que discurren sobre cómo trabajar sino que son los productores de una de las actividades de las que más orgullosos nos sentimos. Mendoza es bello geográficamente y son muy amables, así que me da mucho placer venir”.
   En un rol central junto a su padre, Agustín Vila, flamante titular del Comité Ejecutivo del Directorio del Grupo América, explicó el valor del almuerzo benéfico que organiza su familia: “La Vendimia Solidaria le pone un broche a lo que significa la Vendimia para los mendocinos. En lo particular para mi familia, más allá de poder hacerla desde hace 14 años junto a amigos, políticos y gente del espectáculo, es muy gratificante saber que tiene un fin social que se lleva a cabo durante todo el año. Cada vez crece más y lo más lindo es que se traduce en obras para los que más lo necesitan”, explicó Vila Jr., quien también reflexionó sobre el significado general de la celebración: “La Vendimia es la fiesta de la cosecha de los mendocinos, el momento cúlmine luego de un año en el que se trabajo para recoger el fruto de la vid, pero en sí, termina siendo un momento para reunirse, tomarse un buen vino, comer, divertirse y pasarla bien”. Respecto a su nuevo rol ejecutivo que simbólicamente es un pase de mando de padre a hijo, dijo: “Este nuevo rol al frente del canal es un desafío que creí que en algún momento me iba a tocar. Es un lindo desafío por la situación económica, social y política del país, y que me toque llevarlo adelante es una responsabilidad muy grande, pero que vamos a llevar adelante con el mejor equipo. El mejor recurso que me dio mi padre es el respeto, creo que con eso se puede construir mucho en cualquier ámbito de la vida, y luego hay que ponerle el cuerpo, el trabajo y la cabeza”.
   Aunque no fueron de la partida por cuestiones de agenda, el día anterior empresarios de la talla de Alejandro Bulgheroni junto a su mujer, Bettina, Cristiano Rattazzi con Gabriela Castellani, y los políticos Emilio Monzó y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, con su flamante esposa, Tulia Snopek, se acercaron a las terrazas del Hotel Park Hyatt para presenciar el Carrusel de Vendimia, el tradicional desfile de las reinas de la Vendimia departamentales en carrozas alegóricas a través de la céntrica Vía Blanca y en los alrededores de la Plaza Independencia.
   Atardece en “Puesto San Isidro” y la lluvia mengua. Vila sonríe junto a Pamela. Felipe, hijo de la conductora, y Lola, su hija menor, se suman para la foto junto a Agustín, el mayor del empresario, y su esposa. Vuelve a sonreír. La Misión, con mayúscula, está cumplida.

Fotos: E. Giménez/Perfil

En esta Nota
Diego Esteves

Diego Esteves

Comentarios